¿Cómo puede ayudarte el multimasking a tener un rostro más radiante?

Antes de comenzar, quiero contarles un poco más sobre Eve, nuestra nueva integrante y colaboradora del blog, quien es la creadora de Canal Femenino de México http://canalfemenino.com con quien nos hemos unido para entregarles muchos temas de belleza, moda y todo lo que tenga que ver con lifestyle, organización y decoración.

¡Bienvenida Eve y Canal Femenino!

Hoy, aprenderemos sobre cómo podemos lograr un rostro más radiante con el multimasking.

Multimasking

 

Todos conocemos a las mascarillas faciales como una de nuestras mejores alternativas de belleza, si se trata de lucir un rostro terso y más bonito. Actualmente, siguen siendo geniales para relajar y tratar muchos problemas del cutis. No obstante la forma de emplearlas también ha cambiado un montón. Antes solíamos usar una sola mascarilla en toda la cara para beneficiarnos con sus efectos. No es que este no siga siendo efectivo, pero últimamente ha surgido una técnica diferente que se enfoca especialmente en cubrir distintas necesidades sobre áreas específicas de la piel. Hablo por supuesto del multimasking.

Multimasking, ¿qué es y para qué se usa?

La técnica del multimasking consiste en usar dos o más mascarillas faciales al mismo tiempo, aplicándolas en diferentes zonas de la cara. Esta tendencia comenzó a causar verdadero furor cuando cientos de usuarios de la red social Instagram, subieron fotos de ellas mismas relajándose y empleando más de una mascarilla a la vez.

Lo verdaderamente bueno de este método, es que es mucho más efectivo que el tradicional, ya que todas sabemos que la mayoría de las pieles son mixtas y difícilmente se limitan a mostrar un solo tipo.

Este tratamiento es además muy recomendable para el cutis, sobretodo antes de llevar a cabo tu rutina de belleza habitual. Un multimasking bien aplicado puede hacer maravillas en tu rostro y marcar una enorme diferencia en tu maquillaje diario o los looks que prepares para ocasiones especiales.

Como emplear el multimasking

Es muy fácil hacer uso de esta técnica, por lo que si se ha despertado tu curiosidad, te recomiendo buscar un rato largo y libre para que le des a tu cara el trato que se merece. Prepara varias mascarillas y simplemente colócalas en las zonas correspondientes del cutis. Puedes tomar en cuenta los faciales que te recomiendo enseguida:

  • Para la zona T. La frente, la nariz y la barbilla, son áreas con las que usualmente tenemos más problemas de grasitud, por lo cual es ideal buscar mascarillas que estén hechas con ingredientes como la arcilla o el té verde, que absorben el sebo. También cuentan con la ventaja de secar brotes y espinillas, y limpiar a profundidad impurezas como los puntos negros.
  • Para los pómulos y las mejillas. Te recomiendo usar mascarillas a base de plátano, de pepino o de rosas, que son buenísimas para hidratar la piel seca que a veces, se concentra más en estas zonas. Si se te suelen resecar con facilidad, recuerda que estos ingredientes pueden solucionar el problema.
  • Para las ojeras. Según las guías de multimasking que circulan por Internet, esta es la última y más delicada área de la cara a tratar. Si no has tenido oportunidad de dormir cuanto debes, te puede beneficiar muchísimo aplicar una mascarilla a base de pepino o de Aloe Vera, que son de lo más hidratantes. Y si lo que quieres es disimular las manchas oscuras bajo los ojos, los pétalos de rosa triturados son otro buen remedio.

Según algunas gurús de belleza, el momento más apropiado para usar mascarillas faciales es por la mañana, especialmente si no pasaste una buena noche y necesitas relajar tu rostro cansado.

Espero que este pequeño artículo acerca del multimasking te haya servido para embellecerte como las profesionales. ;)

 

Eve

www.canalfemenino.com

https://www.facebook.com/canalfemenino

https://twitter.com/canal_femenino

 

 

Básico Con Estilo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *